Parece un título de alguna saga infecta de zombies…
Este blog lo ideé para hablar un poco de todo pero con dos únicas normas: no hablar directamente de proyectos pues no es una sección de noticias; y no ser negativo ni polémico pues para eso tengo otros lugares donde lo soy (y que éste fuera un espacio limpio y positivo). Pero ante unas circunstancias excepcionales sin precedentes, DEBO romper ambas normas.
Me lo he pensado mucho, pero no me queda otra.
En estas semanas mi soñado proyecto ha sido cancelado. Rodaje PROHIBIDO por este amago de dictadura comunista de los blanditos.
Mi carácter (y no me estoy comparando en nada más, ni en logros ni éxito, sólo en la personalidad) es como el de Mozart que murió de fiebre componiendo, como el de esos montañistas que vuelven al Everest con la mano amputada del año anterior, como Kubrick y Cameron que piensan que un rodaje es la guerra. Esto es vital y esencial para mi existencia.
Y al margen de la destrucción de mis sueños, lo peor es que alguien se crea con derecho a eliminar todos los derechos fundamentales y libertades de otros que jamás han cometido un delito. Por una pandemia, sí, pero menor en importancia y mortandad respecto a otras epidemias y guerras del pasado, en las que no se coartaron tantas libertades ni se hizo de una manera tan manipuladora que parece sacada de un manual sobre distopías (mira que nunca me gustó este extranjerismo, pero hoy es una palabra perfecta para esta sociedad esquizofrénica).
Ni en la guerra civil ni en anteriores epidemias verdaderamente graves y fuertes en toda la historia española se ha destrozado la libertad absoluta de esta manera. No sé qué habrían hecho estos imbéciles políticos blanditos de mansiones y aviones privados ante una verdadera plaga bíblica como las que hubo o si empezase a extenderse la lepra, no quiero ni imaginarlo. Por cierto, se os olvida que los humanos somos MORTALES: es algo normal e intrínseco a nuestra naturaleza, igual que el ansia de libertad.
Para mí, la libertad está por encima de todo, incluido por encima del miedo y de la falsa seguridad. Yo soy de Espartaco y Doctor Zhivago no de Lenin ni Pedro Sánchez.
Algunos tienen un pánico psicopatológico a morir de una gripe para luego seguir con sus vidas monótonas y mediocres, y todos los grandes hombres como Hemingway (por poner un ejemplo al azar además de los que he puesto antes) se jugaban su vida al máximo para vivirla al máximo, ser felices al máximo y aportar algo al máximo.
Como decía, llegar a tu Everest al precio que sea.

P.D.: La macro manifestación de las p**** feminazis en la que los rojos difundisteis el virus a lo loco, esa no la cancelasteis, claro, pero un pequeño rodaje al margen de vuestra “ceja” eso sí. Porque eso os da votos; una minoría no. Por cierto, si cada vaga que sale a cantar borracha en una manifestación para reivindicar unos derechos que por primera vez en la historia ya tiene, se dedicase a estudiar, investigar y crear para demostrar lo que realmente vale frente a un hombre, entonces sí tendríamos un mundo de muchas Grandes Mujeres respetables y admirables.

P.D. 2: Esta bestia estará en hibernación. Hibernación no significa ser sumiso, borrego o cobarde. Hibernación significa seguir trabajando en mi soñado proyecto, aunque sea en CGI-3D, y cuando se “me permita” despertar, salir a terminarlo como sea, al precio que sea, y usarlo para devolverle el escupitajo a esta repugnante sociedad.
Mientras, voy a tomarme un mate con la poca yerba que queda antes de que se agote…

Share

Me interesa tu opinión

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.