Como llevaba tiempo sin inspiración para escribir por aquí, eso me ha hecho pensar en la habitual pregunta que me hacen sobre la procedencia de la inspiración para mis cortos.

Pues dicha señorona caprichosa me viene de muchas maneras, generalmente cumpliéndose el efecto “bed, bath, bus“. Vamos, o mediante sueños que me envían los dioses cuando duermo, o mientras miro por la ventana del tren o autobús con los auriculares puestos, o bañándome sin prisas.

Pero eso no es lo importante, eso es sólo la inspiración, la idea, a veces desechable. Nada más. El verdadero trabajo empieza escribiendo el guión, cosa que suelo hacer a papel y bolígrafo en su mayor parte. Es esa fase (junto a la muy posterior del montaje) la que más disfruto y en la que más siento la creatividad como algo elástico y moldeable. Sólo cuando está casi terminado paso al ordenador a mecanografiarlo y darle el último pulido. Me encantan las computadoras, pero no en la fase de escritura: mientras más simple, puro y humano sea el método, más conecto con mí mismo.

Luego, una vez impresa una primera copia del guión literario, será sobre esta en la que anotaré y esbozaré el guión técnico. De nuevo, lo más orgánico y natural posible.

Después de este punto es cuando cambio totalmente de mentalidad y ya paso enteramente a lo digital: bocetos 3D de decorados, videoboards o previs de escenas, inicio del diseño de los VFX-CGI… lo que dará paso al rodaje. Pero ahí ya nos alejamos del tema que nos ocupa de la génesis.

Eso sí, sea en la fase creativa que sea, en esto no parece existir el tiempo. Aunque no esté rodando, escribiendo ni montando, en cualquier momento cierro los ojos y me transporto a aquel instante concreto, reviviendo todas las decisiones, destellos y trucos que brotaron entonces. Es pues, más nutritivo el proceso que el resultado o la propia obra, en cuanto a continuo ejercicio neuronal y disfrute.

Esto me hace preguntarme el por qué de todo ello, qué me aporta. Placer, felicidad. Similar al que se siente al saborear un mojito con las suaves olas de fondo. O un mate en días lluviosos.

Guion de Orpheize

Share

Me interesa tu opinión

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.